El edificio modular más alto de España se construye en Vitoria


  • Primera promoción pública -156 viviendas sociales- con estructura industrializada
Estado actual de las obras del futuro edificio modular. (FOTOS: ELMUNDO.ES)
Ampliar foto
Estado actual de las obras del futuro edificio modular. (FOTOS: ELMUNDO.ES)

GLORIA IRAZU
BILBAO.- Nada de obras, andamios ni encofrados. Vitoria levanta una construcción residencial a partir de módulos industriales, es decir, de piezas hechas de fábrica que, como un puzzle, se encajan en el emplazamiento final. Será un edificio de nueve plantas (ocho más los áticos), el más alto del Estado de su clase, que acogerá 156 viviendas, todas ellas en régimen de alquiler social. Unproyecto pionero que se está gestando en el País Vasco.
Toda la estructura del edificio, los pilares, fachadas, techos, suelos... se realizan previamente en una fábrica mediante técnicas industriales. Mediante este sistema industrial se construyen las piezas del edificio que luego se transportan en grandes camiones, ya que se está trabajando con pilares de hasta 14 metros y 13 toneladas de peso. En este caso, la fábrica está en Barakaldo (Vizcaya) y el destino a unos 50 kilómetros, en el barrio de Zabalgana (Vitoria).
"Es una experiencia piloto que conlleva costes en I+D. Estas técnicas de construcción ahorran tiempo, reducen el consumo de energía respecto a una convencional, favorecen la seguridad en las obras y alcanzan niveles de calidad muy elevados. Por eso, también estamos haciendo un estudio comparativo con otro edificio similar pero edificado de forma tradicional", explica Pablo Aretxabala, director general de Visesa (sociedad promotora pública del Gobierno vasco).
La fábrica está en Barakaldo (Vizcaya) y el destino a unos 50 kilómetros, en el barrio de Zabalgana (Vitoria)

Es como descomponer el edificio en piezas, fabricarlas de manera industrial, y montarlas después como un mecano. Según apuntan sus responsables, los objetivos de este proyecto son intensificar la lucha contra la siniestralidad laboral en la construcción, acortar plazos de entrega, abaratar costes y evitar los habituales defectos que tienen las obras tradicionales.
"Con este sistema el diseño es más exacto y controlado, si algo sale mal se puede repetir. Además, las condiciones donde se genera el producto son mejores", señala Aretxabala.
La obra de este futuro edificio en Zabalgana comenzó en mayo de 2007. La primera fase de este proceso industrial finalizará, previsiblemente, en marzo de este año. Será entonces cuente estén listas la cimentación, estructura, cubiertas y fachadas. ¿Y para entrar a vivir? Se espera que para 2009.
[foto de la noticia]
Ampliar foto
La de Vitoria será la primera promoción residencial pública de este tipo y la más alta de España. Un proyecto de 156 viviendas de alquiler social que se completa con locales en la planta baja y aparcamiento en dos plantas de sótano. Experiencias de este tipo de casas modulares se van instaurando, además, en provincias como Valencia, Alicante, Andalucía, Madrid, Navarra o Cataluña.

Alquiler por menos de 150 euros

Vivir en una de estas casas modulares rondará los 150 euros al mes. Y es que, según datos del Observatorio Vasco de la Vivienda, la renta media del alquiler social en Álava es de 146 euros. En Vizcaya cuesta 135 euros y es en Guipúzcoa donde los inquilinos pagan unos 124 euros por su alquiler social. En conjunto, la renta media de las viviendas protegidas en alquiler (VPO y social) en el País Vasco ronda los 194 euros.
Proyectos de casas modulares proliferan en provincias como Valencia, Alicante, Andalucía, Madrid, Navarra o Cataluña.

Estas cifras, extraídas de la Encuesta sobre oferta de viviendas, garajes y locales en la CAPV del tercer trimestre de 2007, constatan además una evolución en el peso de la vivienda social en alquiler frente a la VPO. Del total de vivienda pública en renta, un 70% es social y el 30% restante VPO. Acerca de la oferta, el informe señala que en el País Vasco existen 1.480 viviendas protegidas en alquiler.

Reducir plazos y costes

Respecto a la industrialización de la vivienda, Europa tiene una gran tradición, "pero no tanto con materiales de hormigón sino con aceros o maderas", señala al director general de Visesa. Países como Francia, Holanda o Suecia ya construyen casas con este sistema. Pero si alguien está a la cabeza es Japón, donde las viviendas modulares con técnica industrial suponen más del 30% del mercado de la construcción.
Con la idea de competir y estar en la vanguardia, la Comisión Europa ideó en 2005 el proyecto internacional ManuBuild -donde también participa la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid-, que apunta un cambio en el modelo de construcción de viviendas bajo criterios de sostenibilidad e industrialización.
ManuBuild —del que Visesa forma parte a nivel observador— trabaja en la investigación de nuevos procesos de construcción de viviendas para ahorrar en el tiempo de ejecución y en los costes mediante sistemas industrializados, prefabricados y factorías móviles.

0 comentarios :